Método

Método EUF (extracción de unidades foliculares)

La mayoría de los cirujanos capilares trabajan con el método EUF (extracción de unidades foliculares). Sin embargo conlleva indudables inconvenientes para los pacientes. En primer lugar, hay que afeitar toda la parte trasera de la cabeza, se requiere mucho tiempo para retirar el cabello y, además, se destruye entre un 20 y un 30% de los folículos pilosos. Este método resulta especialmente desfavorable cuando queda poco cabello. Si la cicatrización es óptima, este método deja muchas cicatrices pequeñas y redondas.

Extracción S&P

Otro método es la denominada extracción S&P, que resulta algo complicada para el cirujano, que invierte bastante tiempo, pero que sin embargo ofrece los mejores resultados para los pacientes. Personalmente, trabajo únicamente con este método que evita muchos de los inconvenientes del método EUF. Con mi método quirúrgico se retiran hasta 120 pequeñas capas de piel con pelo (injertos estándar), que, acto seguido y en un laborioso proceso, se distribuyen en hasta 1400 pequeños micro-injertos de solo entre uno y tres cabellos cada uno. Después, los micro-injertos se implantan en las zonas de la calva previamente preparadas. Cada cabello retirado vuelve a implantarse sin daño alguno y la única cicatriz que queda es una línea fina y apenas apreciable.

¿Le interesa?